Gestión Humana CEC | Ocho conclusiones de recientes estudios para promover la productividad y la autonomía.
16046
post-template-default,single,single-post,postid-16046,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Ocho conclusiones de recientes estudios para promover la productividad y la autonomía.

Ocho conclusiones de recientes estudios para promover la productividad y la autonomía.

  1. Revisar el correo sólo tres veces al día reduce el estrés

¿Cómo afecta revisar el correo a lo largo de la jornada laboral a nuestro estado de salud? Según una investigación publicada en Computers in Human Behaviour que ha analizado los efectos a lo largo de dos semanas sobre un grupo de 194 personas, ha arrojado un dato contundente: las personas que revisaron el correo únicamente en tres ocasiones a lo largo de la jornada laboral sufrieron menos niveles de estrés que aquellos que pudieron consultar su bandeja de entrada de forma ilimitada.

  1. Los empleados tienden a ser más productivos después de trabajar en equipo

Los empleados tienden a ser más productivos después de trabajar en equipo, según un estudio llevado a cabo conjuntamente por la Imperial College Business School y la Universidad de Innsbruck, publicado en la revista Management Science. Esta investigación apunta que hay una larga lista de decisiones que se toman dentro de la empresa en equipo, decisiones cotidianas, que el tiempo demuestra que se toman de forma más eficiente cuando se hacen de forma individual.

  1. La eficacia aumenta cuando se remuneran los resultados a largo plazo

Si lo que tu empresa busca es innovación y creatividad, los empleados que son más eficaces en este sentido son aquellos que son remunerados por sus resultados a largo plazo y aquellos a los se les perdonan los errores cotidianos, no aquellos que están vinculados a comisiones y a bonus por resultados a corto plazo. Es una conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores de la Anderson School of Management, de la Universidad de California, en Los Angeles, y la Haas School of Business, de la Universidad de California, en Berkeley, que han publicado en la revista Management Science.

  1. Detrás de la ambición de poder se esconde la ambición de autonomía

La universidad alemana de Colonia, la universidad holandesa de Groningen y la Columbia University de Nueva York (Estados Unidos) han analizado durante los últimos años qué se esconde detrás de la ambición de poder en el puesto de trabajo. Nueve estudios han confirmado que detrás del deseo de autonomía, de no ser controlado por otros, se esconde el deseo de poder y han demostrado que detrás del deseo de control sobre los demás –de influir sobre el resto de empleados–, no se esconde el deseo de poder. Se esconderá otro tipo de deseo…

  1. Sufrir interrupciones, aunque sólo sea de segundos provoca el doble de errores

¿Hasta qué punto una interrupción afecta al desempeño en el puesto de trabajo? Un estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology asegura que sufrir una interrupción, aunque sólo sea de 2,8 segundos provoca el doble de errores en el trabajo que se está realizando. Una interrupción de 4,4 segundos provoca, según apunta esta misma investigación, el triple de errores.

  1. Dejar el móvil encima de la mesa reduce la productividad

Dos recientes investigaciones del Departamento de Psicología de la University of Southern Maine coinciden a la hora de señalar que la mera presencia de un teléfono móvil encima de la mesa, aunque no se esté utilizando, “provoca una disminución de la atención y un déficit en el desempeño de actividades que requieran procesos cognitivos complejos”.

  1. La multitarea reduce nuestra productividad un 40%

Según un estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance, los pequeños bloqueos mentales que se producen en nuestro cerebro cuando pasamos de una tarea a otra pueden costarnos hasta un 40% de nuestra productividad (medida en tiempo útil dedicado a una tarea). “Aunque estemos hablando de décimas de segundo por cada cambio de una tarea a otra, y que el coste, en términos de tiempo perdido, es pequeño medido de forma individual, suma un volumen considerable cuando se repite una y otra vez”, apuntan los autores.

  1. Los jefes tienden a ver como más productivos a los empleados más madrugadores

Según un estudio publicado en el Journal of Applied Psichology, los trabajadores más madrugadores son percibidos por sus superiores como más productivos, frente a empleados que se quedan hasta tarde terminando el trabajo. Los autores de esta investigación aseguran que esta percepción tiene que ver con prejuicios arraigados en el mundo de la empresa que hacen que se hagan evaluaciones positivas de los empleados que llegan más pronto. “Independientemente de la productividad real y de las horas totales y de un análisis objetivo del trabajo realizado, se asocia llegar pronto con trabajadores más meticulosos”, aseguran los autores del estudio.

Sin Comentarios

Publica un comentario